fbpx

Me case a los 23

Me hace muy feliz hablar de este tema, para los que no saben y como dice en la introducción a mis 23 me comprometí y a mis 23 + 11 meses le dije sí a esta aventura de la que no me arrepiento.

Para mi generación y las futuras, me casé en plena juventud, en la que me faltó vivir mil cosas y les confieso que casarme era lo último en mi plan de vida, en realidad ni estaba; no soñaba con vestido blanco, no anhelaba construir una familia, todo esto distaba de mi proyecto de vida, sólo imaginaba cumplir mis proyectos profesionales y ser libre, amo mi soledad y me gusta disfrutar tiempo conmigo, me daba pereza solo imaginar estar con alguien y vivir eso… Definitivamente no era para mí.

Lo que más me encanta y lo que me motivó a hablar de mi vida de casada,  es como un día de la nada todo cambió, cuando lo último que quería era una relación seria, apareció Él, una persona dispuesta a conquistarme y más allá de ello a entenderme, tan diferente a mí que parecía imposible… Los que me conocen lo saben y los que no, les cuento que soy un poco particular, llevada de mi parecer, risueña, divertida, introvertida, relajada, todo lo supero y cambio la página, no me engancho, en fin; para muchos no me tomo nada en serio, pero para mi simplemente tengo una filosofía de vida diferente, amo mi tranquilidad y velo siempre por mi bienestar.

Les puedo decir que en esta etapa entendí que cada familia es un mundo diferente y que lo más importante para sacarla adelante es el amor, la tolerancia, el respeto y los acuerdos, porque si de algo estoy segura, es que además de casarte formas una sociedad; y en mi caso es una de las mejores decisiones que he tomado, tenemos una familia a nuestra manera, ¡única! y valoro cada día cómo, de un momento a otro, mi proyecto de vida cambió para caminar de la mano de alguien.

Cuéntame de tu experiencia, de lo que sientes y de lo que haz vivido; conversemos…